Las ventajas del Reglamento general de protección de datos (RGPD) de la UE para las empresas

27. Noviembre 2017 | Drooms Spain

La UE está reformando sus leyes de protección de datos. En su día ya hicimos un resumen del calendario previsto para los cambios pero esta vez queremos analizar las ventajas de dicha reforma. Los particulares son los beneficiarios más lógicos, puesto que recuperarán el control de sus datos personales. La reforma aportará también enormes ventajas a las empresas, pero hay ciertos aspectos que cabe destacar.


Con el sistema actual no existe una ley de protección de datos común para toda la UE, sino que cada uno de los 28 Estados miembros tiene su propia normativa, y esto es algo que puede entorpecer la capacidad de un negocio para operar en nuevos mercados. La reforma establecerá una sola ley común de protección de datos, cuyos beneficios más destacados se enumeran a continuación.

El incumplimiento del RGPD resultará muy caro a las empresas de ambos lados del Atlántico, por lo que merece la pena prepararse para nueva legislación.

Disminuciónde los costes  de hacer negocio

Para la mayoría de empresas, la mayor ventaja de esta reforma es la reducción de costes que traerá consigo: se calcula que la implantación de una ley común para toda Europa aportará un ahorro de costes de unos 2300 millones de euros al año.

Actualmente las empresas tienen que respetar las leyes de protección de datos específicas de cada país, lo que puede suponer tener que tratar con 28 organismos nacionales y expertos normativos distintos cada vez. Esta reforma eliminará la necesidad de asignar un presupuesto especial para cumplir los distintos reglamentos.

Además, la simplificación del marco normativo beneficiará a las pymes. Con el sistema actual a menudo hay que nombrar a un responsable de protección de datos para trabajar dentro de los estados miembros, mientras que según la nueva reforma solamente hará falta disponer de un responsable de protección de datos para ciertas actividades con riesgos específicos. Así, las pymes podrán acudir a un consultor de forma puntual, con el consiguiente ahorro en gastos de personal.

Los sistemas cloud de fuera de la UE no cumpliránla nueva normativa, lo que podría suponer unos costes más elevados para estas empresas. Quizás tengan que acudir a expertos en protección de datos para ayudarles a mejorar su cumplimiento normativo, ya que las multas impuestas a empresas que no cumplan el reglamento pueden ser de hasta un 4 % de sus ingresos globales anuales.

En Drooms, el estricto cumplimiento de la normativa europea de protección de datos ha sido siempre una parte fundamental de nuestro negocio, y lo mismo sucede ahora con el RGPD: seguiremos garantizando los mayores niveles de protección para la información confidencial de nuestros clientes dentro de este nuevo marco. Al ser un proveedor europeo de data rooms virtuales con servidores situados exclusivamente en la Unión Europea y en Suiza, garantizamos el pleno cumplimiento del nuevo reglamento general de protección de datos.

 

Los procesadores de datos de la UE seguirán garantizando una mejor seguridad

La reforma dará también un empujón a la expansión de los negocios por medios diversos, y especialmente gracias a la creación de una red segura de intercambio internacional. A continuación analizamos en más detalle estos beneficios:

El derecho a la portabilidad de los datos. El nuevo sistema tiene el potencial de aumentar la competencia de forma que las pymes puedan competir con empresas más grandes y establecidas gracias a la portabilidad de los datos, que permite a posibles clientes transferir sus datos personales de un proveedor de servicios a otro, lo que hará mucho más fácil atraer clientes.

Reducción de las barreras al comercio internacional. Con el nuevo sistema las empresas tropezarán con menos obstáculos al comercio internacional. La existencia de un solo marco normativo hace la expansión de las empresas a otro Estado miembro mucho más fácil y rentable, puesto que las empresas no tienen que tratar con otro organismo normativo al ampliar el ámbito geográfico de su actividad. Sin embargo, las empresas de fuera de la UE que quieran llegar a clientes europeos tendrán que cumplir el RGPD y garantizar la transparencia en sus prácticas, un proceso que no puede tomarse a la ligera ya que la protección de datos de la UE está entre las más estrictas del mundo.

Diferencias entre las empresas de la UE y las empresas de fuera de la UE.

Una sola ley europea de protección de datos establecerá unas condiciones de igualdad mediante la creación de un marco coherente de aplicación en todos los Estados miembros. Las empresas de fuera de la Unión Europea que procesan datos personales relativos a ciudadanos europeos tendrán que respetar el reglamento y demostrar que lo cumplen, mientras que los procesadores de datos de la UE seguirán ofreciendo a las empresas una mayor conformidad con la ley de protección de datos.

 

Se fomentará la innovación

Finalmente, la reforma fomentará la innovación al proporcionar más flexibilidad sin poner en peligro la protección de los derechos de los particulares sobre sus datos personales. Conforme la protección de datos se vaya convirtiendo en un principio fundamental de los negocios, estos se verán alentados a formular ideas y tecnologías innovadoras que fomenten la protección de datos personales. Abrirá las puertas a nuevas empresas al facilitar a particulares y negocios la anonimización y protección de los datos personales.

Esto a su vez potenciará el uso de macrodatos (o big data); y las ventajas que los macrodatos aportan a las empresas son enormes. Según estudios llevados a cabo por la firma analista BARC, los macrodatos pueden ayudar a aumentar los ingresos en aproximadamente un 8 % y reducir gastos en un 10 %. Al entender mejor el comportamiento de los clientes mediante los macrodatos, las empresas estarán en mejor situación para proporcionar servicios adecuados y de valor.

 

Se potenciará la confianza de los clientes en las empresas

Quizás una de las ventajas menos evidentes de la reforma sea el aumento de la confianza entre clientes y empresas. La fe de los particulares en la capacidad que tienen las empresas para proteger los datos personales es más baja que nunca. En una encuesta de Eurobarómetro de 2015, ocho de cada 10 participantes tenían la sensación de no tener el control de sus propios datos. Estableciendo un marco que convierta la protección de datos personales en una prioridad central de los negocios y proteja la capacidad del individuo de controlar sus propios datos, los clientes podrán recuperar la confianza en las empresas. Esto podría suponer una importante ventaja para las empresas a la hora de atraer nuevos clientes y de retener los que ya tienen.

El cumplimiento de las leyes de protección de datos de la UE mejora la seguridad tanto del cliente como de los datos, añade una capa extra de seguridad a las operaciones comerciales, y puede suponer una enorme superioridad sobre las empresas que no forman parte del sistema.

De este modo, elegir Drooms en vez de otros servicios cloud que no cumplan la normativa europea beneficia a las empresas que busquen un socio de protección de datos que les aporte una mayor seguridad. Drooms garantiza los niveles más altos de protección de datos y hace posibles unos procesos de transferencia y almacenamiento de datos conformes con la legislación, lo que hace de Drooms la opción más rentable.

El RGPD entrará en vigor en mayo de 2018. Las empresas pueden obtener más información sobre los cambios que ésta supone en el sitio web oficial de la Comisión Europea.